5 Claves para tu plan de alimentación perfecto

En esta lectura vamos a conocer las claves del plan de alimentación perfecto, y no solo eso sino como debemos actuar en diferentes circunstancias que se nos van a dar durante el proceso de creación de hábitos.

Tienes que entender que para perder peso y no volver a recuperarlo no tienes más opciones que crear unos hábitos de alimentación que te ayuden a comer sano, sin que sea una penitencia.

Uno de los errores más comunes cuando intentas bajar de peso es poner una dieta con pocas calorías, que en un principio te dan resultados pero que ningún humano podría llevar durante toda su vida.

Vamos si te parece a ver las 5 claves para crear tu plan de alimentación perfecto.

1ª Clave “No contar las calorías”

Hay un anuncio de mayonesa que me hace mucha gracia, viene a decir que la vida no está hecha para contar calorías, me hace gracia porque tiene razón, pero no en el sentido que lo quieren vender ellos.

¡Es cierto que no hay que contar calorías, pero siempre y cuando sea comida sana!

La comida que nos sienta bien no nos sienta bien porque este hecha para nosotros, nos sienta bien porque durante millones de años, y ojo al dato “millones de años”, nos adaptamos a ella para ser los mejores seres humanos posibles en ese ambiente.

El ser humano y todas las especies que existen en el mundo se han ido adaptando al ambiente en el que vivían, consiguiendo ser cada vez mejores supervivientes con las condiciones que tenían en su entorno.

A ti y a mí nos conviene comer fruta, verdura, fruto seco, carne, pescado o huevo, porque durante millones de años fuimos creando procesos metabólicos internos para aprovechar al máximo lo que teníamos en nuestro ámbito, de este modo teníamos más posibilidades de sobrevivir y dejar crías que es para lo que existimos.

Todo esto es interesante que lo sepas, porque ahora puedes entender que si nosotros comemos la comida a la que nos hemos adaptado existen unos medios internos que cortan el apetito cuando ya es suficiente.

Si tus tomas cualquier alimento sano pronto encontrarás esa saciedad que provocará que no comas más de la cuenta, por eso si comes sano puedes hacerlo hasta que sacies sin miedo a contar calorías.

El problema que nos encontramos, es que hay alimentos que no regulan esa saciedad y por tanto provocan el sobrepeso, alimentos de carbohidratos refinados (arroz, pasta, cereales, etc.), pueden provocar una alimentación excesiva y por tanto obesidad.

El resumen de todo esto es que, si estas comiendo sano no cuentes calorías, come hasta que te sacies, la alimentación no es una penitencia, debe ser un gusto, o sea que lo que esté en el plato tienes que ser apetecible para nuestra vista, gusto y olfato.

2º Clave “No luchar contra el hambre”

Luchar contra el hambre es una batalla que jamás podrás ganar, quizás si a corto plazo, pero nunca a medio o largo plazo.

Hay que diferenciar que es el hambre y que el apetito. El apetito es aquello que sentimos cuando queremos disfrutar de un momento de placer, y es bastante sencillo de controlar.

El hambre en sí es algo fisiológico que trae el ser humanos en su ADN, y que puede llegar a controlar nuestras acciones racionales, hasta tal punto de robar e incluso matar en circunstancias de necesidad.

Cuando el hambre fisiológica aparece comienzas a segregar una serie de reacciones químicas que realizan cambios en todo tu cuerpo, tanto en el cerebro como en el sistema nervioso que pueden producir que no puedas pensar en otra cosa que no se alimentarte.

Es totalmente imposible llevar una vida normal en la civilización actual en la que vivimos los países desarrollados porque nuestra conducta se vería afectada, mal humor, descansos incorrectos o comportamientos inapropiados es lo que suele suceder cuando una persona tiene hambre continuamente.

Además, la cantidad de situaciones en el día a día a la que nos enfrentamos con alimentos llamativos a nuestro alrededor como “por ejemplo una cafetería” nos harían tarde o temprano caer en la tentación.

Por lo tanto, no luches contra el hambre porque nunca saldrás vencedor.

 

3ª Clave “No volverse loco”

Otra de las claves para conseguir el objetivo de bajar de peso es no volverse loco, el ser humano es un animal social, y por lo tanto cada vez que tenemos algún acto social va relacionado al menos con comida, cuando no “que es casi siempre” con bebida (alcohol).

El hecho de pretender socializar con nuestros semejantes como por ejemplo en una boda, comunión o simplemente cenar con tu pareja, y ver como el que está sentado al lado se está poniendo las botas y repitiendo chuletón, es algo que no puede traer nada bueno a tu salud mental.

No es bueno vivir en constante prohibición, está demostrado que cuanto más te prohíban algo con más ganas lo vas a desear, decir a tu cerebro que jamás vas comer tu pastel favorito produce una ansiedad que provoca que cuando rompas esa promesa que la romperás, lo dejes por completo.

Tienes que darte cuenta que comer es algo que necesitas para vivir, no es como dejar de beber alcohol o de tomar alguna droga, comer es algo que vas hacer a diario y por lo tanto vas a tener la tentación de tomar algo prohibido.

Para esto lo ideal es tener tu comida o cena trampa a la semana donde puedas tomar lo que te apetezca, no solo por esto sino para calmar la ansiedad del cerebro cuando le apetezca aquello que no te conviene.

Por lo tanto, bien para un día de celebración o bien porque te apetece mucho deja esa escapada en forma de comida para que esto no sea un calvario.

 

4ª Clave “Vigilar si es hambre emocional o hambre fisiológico”

Tienes que vigilar esto, el hambre emocional y el hambre fisiológico como vivimos en el apartado anterior no son lo mismo.

La prueba para saber si es emocional o fisiológico es sencilla, si al tener hambre te sacia tanto en pensamiento como en calma una manzana es fisiológico, si no es así es emocional.

Estrés, ansiedad, enfado, tristeza, etc., pueden provocar que tú tengas hambre, esto es así porque el comer al ser humano le produce endorfinas que son hormonas de felicidad, y buscamos compensar los estados de ánimo negativos con placer momentáneo.

En este sentido y gracias al programa completo de Believe no te debes preocupar ya que te daremos herramientas para que luches contra el hambre emocional, eso sí, vigila con el truco de la manzana que hambre es, porque si es fisiológico has de calmarlo antes de seguir con tu vida.

 

5ª Clave “Da variedad a tu alimentación”

Lo primero que hay que saber con respecto a esto es que tanto las frutas como las verduras que son de temporada son las ideales de comer en cada estación, ya que como vivimos en esta lectura el ser humano se adaptó a ese alimento en esa época de la temporada.

Por eso las frutas como la sandía en verano, la acelga en otoño e invierno traen unas propiedades excelentes para el calor o frio. Otras como el ajo están todo el año porque trae propiedades que nos sirven para nuestro día a día durante toda la temporada.

A parte de esto y ya por rizar el rizo que nunca viene mal, cuando pienses en que echar a la ensalada o que pescado comer, mi recomendación es que varíes el máximo posible ya que cada color de verdura y cada animal trae diferentes fuentes de vitaminas y minerales que son beneficiosos para el ser humano.

Bajo este mantra de comer lo más variado posible ten en cuenta siempre comer con gusto, porque en realidad si te lo trabajas un poco se puede comer rico y sano.

Espero que te haya servido.

Siempre es un placer…

Miguel Ángel Hinojal