Error Obsesionarse con los resultados

No vamos a negar una realidad y es que la mayoría y más en lo relacionado al peso somos impacientes, nos viene desde niños, parte de culpa sin querer esto evidentemente nos lo alimentaron nuestro seres queridos (Padres), también hay algo cultural de que lo queremos y lo queremos ya, y por supuesto fisiológico.

Si bien es cierto que aunque esto sea así, también lo es que sabemos que no es bueno, y ahí está la eterna lucha interna dentro de cada uno que tira para los dos lados

El problema se incrementa cuando se suma al desconocimiento, por eso hoy vamos arrojar algo de luz a este tema en concreto.

Momentos en los que tu cuerpo cambia de peso y tú no puedes hacer nada

Durante el periodo

Imagino que alguna vez lo habrás oído pero no sabes muy bien hasta qué punto puede notarse, debes entender que una mujer durante el periodo, (7 antes y 7 días después de bajar) acumula de media 2,5kg de agua, y este pesa al igual que tu musculo, hueso o grasa, con lo cual es una pérdida de tiempo y de ánimo el hecho de querer pesarte en ese periodo.

Aquí hay 2 caminos, o empezamos a entender cómo funciona nuestro cuerpo, o nos desanimamos cada 2 por 3 cuando comenzamos una bajada de peso sin tener un motivo real, por favor si es tu caso abre los ojos porque será más fácil para ti

A lo largo del día

Un error común es pesarte a lo largo del día, o en días diferentes a horarios distintos, es una equivocación porque tu cuerpo recibe y desecha comida a lo largo del día, y esto no es matemático a diario, unos días comes más y otros desechas más, la única forma de ajustarlo algo es pesarte a la misma hora, pero aún así puede variar.

Cuando realizas deporte y ganas masa muscular

El hecho de comenzar a realizar deporte implica que desarrollemos la musculatura, algo que en principio puede hacer aumentar el peso pero que es la mejor noticia que puedes recibir a medio plazo, porque esto aumentará tu metabolismo basal y por ende la quema de gasa se acelera.

Al comienzo es un chasco pero después te ayuda enormemente

Hidratación

Por diferentes situaciones tu cuerpo puede absorber o desechar más o menos agua, como veíamos al comienzo de este articulo una de esas situaciones era estar con el periodo, pero no es la única, clima, hormonación, medicación, sedentarismo, alergias, alimentos como la sal y sinfín de situaciones genéticas pueden hacer variar tu agua y por consiguiente tu peso.

Es una guerra que no puedes ganar, para que luchar y cabrearse o peor aún tomar productos para perder líquidos.

Recuerda que esa agua está ahí por algo como por ejemplo exceso de sal o hormonación, si es por sal es sencillo, baja su toma de sal, si es hormonal, no quites el agua, está realizando una función, y si pierdes esa agua quizás compliques otra cosa más importante

Genética

Después hay un factor determinante que es la genética o el paso de los años, para suplir otras carencias que tiene que solucionar el cuerpo necesita algo de retención de líquidos, lo que debes hacer en este caso es alimentación sana y deporte y tan solo retendrá lo necesario que es muy baja cantidad.

Esta agua también pesa, y debes entender que puede subir con los años.

Solución

La solución para no volverte loc@ es no obsesionarte con los resultados, simplemente realizar deporte y alimentación sana y dar tiempo al cuerpo a que vaya mejorando todos los aspectos físicos que necesita para ser una buena maquina de quemar grasa.

Puedes tomar medidas una vez al mes aproximadamente y siempre que no estés dentro de las semanas de periodo y verás como los resultados son más positivos.

En este caso hay otro fallo que no debes cometer que es compararte con los demás, algo que veremos en el próximo post.

Espero haberte ayudado en algo, si tienes alguna duda puedes contactar conmigo en la página www.entrenadorpersonalperdidadepeso.com

Un abrazo.

Miguel Ángel