RECETA: ENSALADA DE APIO, TOMATE Y AGUACATE

 

 

 

 

 

 

 

INGREDIENTES: 

1 Lechuga romana

2 Ramas de apio

4 Tomates pera

2 Aguacates

20 Tomates cherry

1 Cucharadita de ralladura de limón

1 Pizca de sal

1 Pizca de pimienta negra molida

1 Limón (Jugo)

ELABORACIÓN:

  1. Para empezar a hacer esta ensalada de apio, tomate y aguacate, lo primero que tenemos que hacer es lavar bien la lechuga, escurrirla y cortarla en trocitos con las manos. La reservamos.

Puedes utilizar cualquier otro tipo de lechuga, escarola, repollo u hortaliza verde que te guste para hacer la ensalada de apio verde.

2. A continuación, escalda los tomates en agua hirviendo durante 30 segundos, córtales la cocción introduciéndolos inmediatamente en un bol con agua y hielo y quítales la piel. Luego cortarlos en cuadrados grandes.

Truco: Puedes dejar los tomates con la piel si lo prefieres.

3. Después, lava bien todos los tomates cherry y córtalos por la mitad. Resérvalos para

4. Seguidamente, lava bien y córtale las hojas al apio. Luego quítale las tiras fibrosas de las paredes exteriores con ayuda de un cuchillo o un pelador y corta los tallos en rodajas. Esto se hace para que el apio quede menos fibroso y se pueda masticar mejor en la ensalada verde.

Truco: Limpiamos las paredes exteriores del apio

5. Ahora parte los aguacates por la mitad, quítales el hueso, y córtalos en trocitos a tu gusto. Es necesario que los aguacates sea los últimos ingredientes que cortemos porque si no empezarán a oxidarse y nos quedarán marrones. De todas formas en el siguiente paso veréis cómo podemos evitar este proceso de oxidación.

6. Para que los aguacates no se oxiden y encima darle un toque extra de sabor a la ensalada de apio crudo exprimimos un limón y esparcimos su jugo por encima, removiendo con cuidado para que los aguacates no se desmoronen mucho.

7. A continuación, en un bol mezclamos el apio, los tomates y el aguacate cortados, rallamos una cucharadita de la piel del otro limón y se lo esparcimos por encima. También agregamos un chorrito de aceite de oliva, una pizca de sal y pimienta negra molida al gusto. Removemos bien la ensalada de apio y aguacate para integrar todos los sabores.