RECETA: SALMÓN MARINADO AL HORNO

 

 

 

 

 

 

 

INGREDIENTES:

1Kg de lomos de salmón (fresco o congelado)

100ml de vinagre de manzana o sidra

50 ml de vinagre chardonnay (o vino blanco)

1/2 Agua mineral

1 Pizca de semilla de hijono

1 Puñado de ramas de perejil con troncos incluidos

1 Trozo de piel de naranja

1 Hoja de laurel

Aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN:

  1. Prepara la marinada para el salmón al horno en primer lugar porque necesita un tiempo de maduración. Para ello coloca todos los ingredientes en un bol y tritúralos a máxima potencia.

Truco: Puedes agregar otros ingredientes si te gustan como ajos pelados, zumo de limón u otras hierbas aromáticas.

2. Luego déjalos reposar durante 1 hora en la nevera/frigorífico y después cuélalos por un colador chino o estameña.

3. Mientras se madura la marinada prepara los lomos del salmón. Si lo has comprado fresco deberás escamarlo, limpiarlo bien y cortarlo en lomos y, en el caso de tenerlo congelado, deberás descongelarlo previamente. Resérvalos en la nevera.

Truco: También puedes utilizar colas, tacos o rodajas de salmón para marinarlo y hacerlo al horno, cualquier corte servirá.

4. Pasada la hora de maduración, coloca los lomos de salmón en el recipiente de la marinada o en una bolsa hermética si lo prefieres todo junto bien sellado, y deja que el pescado se marine durante 1 hora reservándolo en la nevera.

5. Una vez está el salmón marinado, escúrrelo bien, sécalo un poco con papel absorbente y colócalo en un recipiente lleno de aceite de girasol. Reserva.

Truco: Es mejor utilizar un aceite de sabor suave para conservar el salmón y no aportarle ningún sabor ni olor extra más que el de la marinada.

6. Precalienta el horno a 150 ºC. Coge una bandeja o fuente apta y coloca en la base un trozo de papel vegetal/sulfurizado.

7. Escurre muy bien los lomos de salmón marinados y ponlos encima de la bandeja de manera que no se toquen.

8. Cocina el salmón al horno marinado durante unos 15 minutos aproximadamente o hasta que veas que adquiere un tono rosado y se empieza a dorar por arriba. Te cuidado de no pasarte de tiempo de cocción porque entonces puede quedar seco.

Truco: Si te gusta puedes ponerle una rodajas de limón no muy finas por encima del pescado para que vayan soltando sus jugos en el horneado y aporten mucho más sabor al plato.